ETAPA 5 BRUSELAS-URMOND. POLITICAS DE ADAPTACIÓN

En la quinta etapa de nuestro viaje hemos cruzado el río Mosa y entrado en los Países Bajos para llegar hasta Urmond (región de Limburgo) donde haremos noche. Tal y como indica su nombre, gran parte del territorio holandés (un 24%) se encuentra bajo el nivel del mar y, sin defensas de agua, el 70% es vulnerable a las inundaciones del mar o de los ríos. Ciudades densamente pobladas como Róterdam tienen más del 80% de su territorio por debajo del nivel del mar. Ello convierte a Holanda en una región muy vulnerable frente a impactos del cambio climático como la subida del nivel del mar y el aumento de las tormentas que conllevarán un creciente riesgo de inundaciones.

Para los holandeses la inacción no es una opción y llevan décadas tomándose muy en serio la adaptación al cambio climático, adoptando innovadoras y ambiciosas medidas que les han convertido en un referente en esta materia. La adaptación es inevitable. El coste de las medidas para adaptarse es inferior a no hacer nada. Y además puede suponer una oportunidad económica.

Aprovechando el paso de nuestra ruta ciclista por Holanda hemos querido poner de relieve la importancia de elevar la adaptación al cambio climático al mismo nivel de importancia que la mitigación en la agenda climática. Los impactos del cambio climático ya son una realidad y todos los países deben tomarse en serio la resiliencia climática. Precisamente, la adaptación va a tener un papel central en la próxima Cumbre del Clima COP23 presidida por Fiji, en la que se quiere, entre otros, dar prioridad a las cuestiones de financiación para la adaptación de las naciones más vulnerables a los impactos del cambio climático. Según la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático los países en desarrollo necesitan decenas de miles de millones de dólares al año para para responder a los impactos climáticos presentes y futuros. Esta financiación es clave ya que el cambio climático tiene el potencial de deshacer muchos de los logros que se han alcanzado hasta la fecha en materia de desarrollo económico y social.

Otros datos y citas

La Agencia Europea del Medio Ambiente revela que los fenómenos meteorológicos y climáticos ocasionaron pérdidas superiores a los 450.000 M€ en los 33 países miembros del Espacio Económico Europeo durante el período 1980-2016 y alerta sobre la necesidad de preparase mejor para las consecuencias del cambio climático.
Según la CMNUCC los países en desarrollo necesitan decenas de miles de millones de dólares al año para para responder a los impactos climáticos presentes y futuros.

Más imágenes de la etapa